Ezer Equipada: Creciendo en Fe

Topics: Ezer

Hace varios meses, estaba luchando con el miedo y la duda. Mi esposo y yo estábamos de viaje y teníamos que hacernos una prueba de covid para poder volver a casa. Inmediatamente mis pensamientos se dirigieron al peor escenario: "¡Mi prueba va a salir positiva y entonces voy a tener que estar en cuarentena y no podré ver a mis hijos por otras 2 semanas, mi mamá tendrá que extender su visita y me quedaré sola en un lugar extraño!" Y entonces me vino a la mente el Salmo 27:1: "El Señor es mi luz y mi salvación, entonces ¿por qué habría de temer? El Señor es mi fortaleza y me protege del peligro, entonces ¿por qué habría de temblar?". Llevaba un tiempo estudiando, memorizando y meditando este salmo y cuando más lo necesitaba, apareció en mis pensamientos. Su Palabra cobró vida en mí, dándome fuerza y ayudando a mi mente temerosa y a mi corazón dudoso a anclarse en la verdad. Mi fe se fortaleció con las Escrituras.

Durante los meses de marzo y abril hemos estado hablando de nuestra fe imperfecta y del fundamento de nuestra fe. En los próximos meses nos centraremos en cómo crecer en nuestra fe. Este mes veremos cómo nuestra fe es fortalecida por las Escrituras. Las Escrituras nos dicen: "crezcan en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo." (2 Pedro 3:18). Así como un recién nacido necesita leche para crecer, nosotros necesitamos leche espiritual para seguir creciendo en la fe. La leche se utiliza en el libro de Hebreos como símbolo de la Palabra de Dios como nutrición básica para la vida cristiana. Necesitamos la Palabra de Dios para seguir creciendo en la fe. Sólo creceremos en la medida en que leamos, obedezcamos y apliquemos la Palabra a nuestra vida.

¿Pasamos tiempo leyendo y estudiando la Biblia? ¿Estamos viviendo genuinamente nuestra fe aplicando las Escrituras a nuestra vida diaria? ¿Está nuestra visión de Dios distorsionada, formada por mis experiencias o lo que dice la cultura en lugar de lo que Él dice de sí mismo? A veces no hago de la lectura de la Biblia una prioridad y a veces no sé qué leer o qué significa, y mucho menos, cómo se aplica a mi vida. Se me olvida que leyendo la Escritura es como conozco a Dios. La Escritura me da claridad, como la que necesitaba en nuestro viaje. Es como ponerme anteojos, me ayuda a filtrar mi vista a través de su verdad y discernir mis propias respuestas. Me ayuda a ser consciente de mi pecado, el orgullo, el egoísmo y la hipocresía. Pero también me recuerda quién es Dios y lo mucho que me ama y se preocupa por mí.

Necesitaba esos recordatorios ese día, ya que estaba preocupada por no poder llegar a casa. La escritura que Él trajo a mi mente me ancló en la verdad y me ayudó a confiar en Él en ese momento. La palabra de Dios es el combustible de nuestra relación con Él. Transforma y renueva nuestras mentes cuando la aplicamos a nuestras vidas.

Al igual que los bebés necesitan eventualmente alimentos sólidos para seguir creciendo sanos y fuertes, nosotros también necesitamos alimentos sólidos después de tomar leche. Estamos llamados a la madurez y a que nuestra fe siga creciendo (Hebreos 5:12). A veces la razón por la que no estamos creciendo es porque el alimento espiritual que estamos consumiendo es leche en lugar de carne. Al escritor de Hebreos le preocupa que esta dieta constante de leche esté haciendo a los creyentes inmaduros e indiferentes al Evangelio. Construir ritmos y hábitos en nuestras vidas que incorporen las Escrituras ayudará a que nuestra fe crezca y nos lleve a la madurez.

No necesitamos ir al seminario para aprender a estudiar las Escrituras. Cada una de nosotras puede convertirse en una estudiante de la Palabra. ¡A veces tenemos la tentación de hacerlo tan complicado que lo evitamos por completo! Este mes vamos a presentarles una herramienta sencilla que puede ayudarles a comprometerse con la Biblia de una manera significativa. Mientras aprendemos a leer y a profundizar, mi oración para usted este mes es: "Arráiguense profundamente en él y edifiquen toda la vida sobre él. Entonces la fe de ustedes se fortalecerá en la verdad que se les enseñó, y rebosarán de gratitud." (Colosenses 2:7)

Con mucho cariño,

Nathalie Richard

Lea:

La Escritura nos ayuda a crecer en la gracia y el conocimiento de Dios. Los siguientes pasajes nos ayudan a reflexionar sobre la importancia de la Palabra de Dios y cómo nos ayuda a madurar en nuestra fe. ¿Qué le llama la atención al leer cada uno de ellos?

2 Timoteo 3:14-17

Pablo está encarcelado en Roma y utiliza sus últimas palabras para animar a Timoteo y a todos los demás creyentes a perseverar en la fe.

Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.

1 Pedro 1:13-2:3

Pedro escribió estas cartas a los creyentes que estaban dispersos y vivían como extranjeros. Los llamó a vivir una vida santa en respuesta a lo que Cristo había hecho por ellos y los animó a seguir creciendo en su fe a pesar de lo que estaban enfrentando.

Como bebés recién nacidos, deseen con ganas la leche espiritual pura para que crezcan a una experiencia plena de la salvación. Pidan a gritos ese alimento nutritivo ahora que han probado la bondad del Señor.

2 Pedro 1:3-11

Pedro comienza esta carta con una oración para que Dios les dé más gracia y paz a medida que crecen en el conocimiento de Dios. A continuación, les recuerda algunas promesas en las que pueden confiar y les anima a madurar en su fe añadiendo virtudes específicas.

Cuanto más crezcan de esta manera, más productivos y útiles serán en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.

Hebreos 5:11-14

El escritor de Hebreos anima a los creyentes a crecer en su fe, a pasar al alimento sólido (la madurez) después de beber leche.

Pues el que se alimenta de leche sigue siendo bebé y no sabe cómo hacer lo correcto.

Conéctese:

Le animamos a que utilice estas preguntas como medio de auto reflexión y para la conversación dentro de su comunidad.

  1. ¿Cuáles son los obstáculos que le impiden leer las Escrituras con regularidad? Puede ser el tiempo, la falta de motivación o no saber por dónde empezar. O puede ser que su dieta espiritual esté repleta de devocionales o podcasts, pero poco de las Escrituras. ¿Cómo puede crear un espacio para pasar tiempo regularmente en la Palabra de Dios? ¿Qué necesita cambiar?
  2. ¿Cómo describiría su dieta espiritual actual y el contenido que consume? ¿Está fortaleciendo su fe y produciendo frutos espirituales? ¿La caracterizaría como carne o leche?
  3. ¿De qué manera su idea de lo que "cree" que debe ser su tiempo en la Palabra le impide realmente comprometerse con las Escrituras? A veces complicamos demasiado las cosas, y cuando no podemos cumplir nuestras propias expectativas, ¡simplemente evitamos hacerlo! ¿Cómo puede ajustar sus expectativas y simplificar el tiempo en la Palabra para que sea una práctica espiritual regular en su vida?

Muévase:

Las Escrituras nos advierten que no debemos ser sólo oidores de la Palabra, sino también hacedores de ella. Toda la vida es arrepentimiento. ¿Cuál es el siguiente paso creíble que Dios le llama a dar en respuesta a todo lo que ha aprendido?

  1. Hemos creado un marcalibros con 5 preguntas que le pueden ayudar a estudiar las Escrituras. Al leer un pasaje, hágase estas preguntas para estudiar y profundizar en el texto. Puede pedir un marcalibros en su sede o descargar uno aquí.
  2. ¿Qué revela este pasaje acerca de Dios?
  3. ¿Qué revela este pasaje sobre la humanidad?
  4. ¿Qué dice este pasaje acerca del pecado?
  5. ¿Qué revela este pasaje sobre el plan de redención de Dios?
  6. ¿Cómo debo responder a la luz de lo que acabo de leer?

Matt Rogers es el pastor de enseñanza de la Iglesia: The Church at Cherrydale en Greenville, Carolina del Sur. Su iglesia ha desarrollado una herramienta para ayudarnos a estudiar la Biblia. Las siete flechas son siete preguntas diseñadas para ayudar a las personas a leer y entender las Escrituras. Puede descargar su marcador en español con las siete preguntas aquí. También, puede ver este video (solamente en inglés) para aprender más sobre la herramienta de las siete flechas. A continuación las siete preguntas:

7. ¿Qué dice este pasaje?

8. ¿Qué significó este pasaje para los primeros oyentes?

9. ¿Qué nos cuenta este pasaje de Dios?

10. ¿Qué nos dice este pasaje del hombre?

11. ¿Qué me exige este pasaje?

12. ¿Cómo este pasaje cambia la forma de relacionarme con las personas?

13. ¿Qué me incita este pasaje a orar?

Recursos Adicionales:

  • La Sinopsis de la Biblia es un plan de lectura de la Biblia que va acompañado de un podcast de 5 minutos que resume y explica la lectura diaria. También, tienen una versión impresa para aquellos que prefieren un libro con las lecturas diarias para cada día.
  • Mujer de la Palabra, por Jen Wilkin la equipa para estudiar la Palabra de Dios de una manera que entrena su mente y transforma su corazón. Este libro nos ayuda y enseña a cómo ser mujeres que estudian la Biblia.